Diabetes Mellitus

La Diabetes Mellitus (DM) es una enfermedad crónica causada por una deficiencia en la secreción o en la acción de una hormona que se forma en el páncreas: la Insulina. Esta hormona controla la forma en que tu organismo utiliza el azúcar en sangre (glucosa). La glucosa la obtenemos a partir de los alimentos y es fundamental para  dar energía a todas las células del cuerpo.

La regulación del nivel de glucosa en sangre en una persona sin diabetes se realiza automáticamente, una vez que la persona ingiere alimentos se genera insulina para que la glucosa pueda entrar en las células y estas puedan “alimentarse”. Sin embargo en el caso de una persona con diabetes, el páncreas no puede segregar la insulina o esta es defectuosa, por lo que una vez que se han ingerido los alimentos, la glucosa no puede entrar en las células y queda circulando en la sangre. A este nivel excesivo de glucosa en sangre se le llama hiperglucemia. Para poder corregir la hiperglucemia y alimentar a sus células, la persona con diabetes debe inyectarse insulina o usar antidiabéticos orales.

Existen diferentes tipos de diabetes:

  • Diabetes Mellitus Tipo 1 (DM-I): Aparece usualmente en la infancia o la juventud. La enfermedad se desarrolla por el ataque del sistema inmune contra las propias células beta del páncreas, que son las que producen la insulina, destruyéndolas.

Al no producir insulina, desde el momento del diagnóstico, es necesario que la persona con DM-I se la inyecte. Además, será necesario que la persona vigile frecuentemente su nivel de glucosa en sangre (glucemia), lleve una dieta saludable y una vida activa.

En el caso de la DM-I el inicio o debut acostumbra a ser brusco, aparecen unos síntomas muy característicos: necesidad de orinar con frecuencia, sed intensa, pérdida de peso y hambre excesiva, cansancio... En la mayoría de ocasiones la persona debe quedarse ingresada el hospital hasta que el estado de la persona con diabetes se normaliza.

  • Diabetes Mellitus Tipo 2 (DM-II): En el caso de la DM-II, el cuerpo no produce la suficiente insulina o esta no funciona de manera adecuada. Este tipo de diabetes acostumbra a darse en la adultez y en personas con obesidad, sin embargo cada vez es más frecuente en niños debido a la obesidad infantil.

La aparición de la enfermedad es progresiva, incluso existe un periodo de prediabetes en el que el nivel de glucemia es elevado, pero no lo suficiente para diagnóstico de diabetes.

El tratamiento en el caso de la DM- II suele ser: dieta y ejercicio físico con el objetivo de alcanzar o mantener un peso saludable para la persona. Si esto no fuese suficiente se utilizan los antidiabéticos orales y/o la Insulina.

Los síntomas de la DM pueden variar según el nivel de glucemia. Algunas personas, en especial aquellas con prediabetes o con DM-II, pueden no experimentar síntomas al principio. En la diabetes tipo 1, los síntomas tienden a aparecer rápidamente y ser más graves. Estos son algunos de los signos y síntomas de la diabetes tipo 1 y tipo 2:

  • Aumento de la sed (polidipsia) y aumento de la necesidad de orinar (poliuria)
  • Hambre extrema (polifagia)
  • Pérdida de peso inexplicable
  • Presencia de cetonas en la orina
  • Fatiga
  • Irritabilidad
  • Visión borrosa
  • Cicatrización de las heridas más lenta.
  • Infecciones frecuentes, como infecciones en las encías, en la piel y en la vagina.

La adherencia al tratamiento (inyección de insulina/antidiabético oral + dieta + ejercicio) tiene como objetivo la mejorar del nivel de glucosa en sangre, evitando las complicaciones agudas. Estas son:

  • Exceso de glucosa en sangre (hiperglucemia).
  • Reducción de la glucosa en sangre (hipoglucemia).
  • Exceso  de cuerpos cetónicos en la orina (cetosis, cetoacidosis en los casos más graves).

Además, existe una relación directa entre el cumplimiento del tratamiento y un menor riesgo de desarrollar complicaciones crónicas asociadas a la diabetes. Estas complicaciones suelen ser:

  • Enfermedades del corazón:
  • Enfermedad renal (nefropatía)
  • Daño en el sistema nervioso (neuropatía)
  • Problemas de visión (retinopatía)
  • Pie diabético

 

Colaboradores y patrocinadores

Tu vida con diabetes será diferente,
pero será igual de buena.

ADIBA

c/ Ter, 27 07009 Palma de Mallorca
Islas Baleares
Telf. 971 72 32 43
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Atención al público: L-V de 9.30 a 14.30
Servicios: imprescindible cita previa


© Asociación de personas con diabetes de Illes Balears, 2019

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto